Venezuela hoy

Aquí encontrará información y reportajes sobre los programas sociales que en materia de educación, salud y en otros sectores desarrolla la Revolución Bolivariana desde la mirada de una periodista cubana.

diciembre 17, 2010

Cooperativas para beneficio del pueblo

Mariela Pérez Valenzuela, enviada especial

BARINAS, VENEZUELA.- El olor a madera en el amplio local con techos de zinc y pisos de cemento acompaña prácticamente todo el día a los trabajadores de la cooperativa Lanceros Zamorano, dedicada a la fabricación de muebles, tapicería, elaboración de estructuras de madera y carpintería en general.

¿Cómo surgió esta mini empresa en el municipio Sosa, estado Barinas?, pregunto a Juan Antonio Ibarra, su presidente, y revela que cuatro alumnos decidieron unirse en este proyecto después de realizar un curso de carpintería en la Misión Vuelvan Caras.

El 18 de enero del 2004 el presidente Hugo Chávez anunció en el programa dominical Aló, Presidente, la creación de la misión Vuelvan Caras. La llamada misión de misiones se puso en marcha a nivel nacional el 12 de marzo del 2004.

El crédito sin interés otorgado por el Gobierno a estos hombres humildes del pueblo les permitió adquirir los instrumentos imprescindibles para su trabajo, como un torno, cepillo, lijadora, sierra escaladora, taladros y un compresor, además del local y un camión.

A la pregunta de por qué el nombre de Lanceros Zamorano, Ibarra responde que decidieron mantener el nombre escogido por el Gobierno para referirse a las personas que estudian en esa misión (lanceros y lanceras),  inspirado en el acto de valentía de 153 lanceros patriotas que peleaban bajo las órdenes del general José Antonio Páez.

Desde su creación, en marzo del 2005, la cooperativa ha entregado 72 puertas para los Centros de Diagnóstico Integral, que se construyen en todo el país a fin de mejorar la calidad de vida de los venezolanos, al disponer de laboratorio clínico, áreas de consulta y de hospitalización, salas de terapia intensiva y quirúrgica, y área de observación.

Aquí no hay tiempo para el descanso, trabajamos por encargo y si la demanda es grande también laboramos los fines de semana, señala Victor Benaventa, quien además de pasar el curso de carpintería general que le permitió aprender un oficio y tener un empleo estable, terminó el bachillerato en la misión educativa Ribas.

Precisamente para Ribas, misión a la que están incorporados varios miles de venezolanos en el país, esta pequeña cooperativa también entregó en los últimos meses bancos y mesas.

José Ignacio Benavente, otro de los empleados, refiere que la cooperativa vende a la población a precios “solidarios” y destaca la aceptación que tiene ese trabajo.

José Briceño es discapacitado, pero eso no le impide ayudar en la carpintería. Por medio del lenguaje de señas recuerda que las producciones las embarcan por la parte de atrás del local en el camión de la cooperativa y dice sentirse feliz porque ya tiene un empleo.

En el momento de nuestra visita, Víctor, José Ignacio, José y Juan Antonio daban terminación a las puertas y ventanas que en los próximos días entregarían a la biblioteca del municipio Sosa, un lugar destacado por la cantidad de cooperativas que allí surgen como resultado del trabajo de la misión Vuelvan Caras.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home